Reunión Internacional de Chevremont - 28-08-1994

 
LEGION DE ALMAS PEQUEÑAS DE ARGENTINA | LOS SANTOS PATRONOS DE LA LEGION DE ALMAS PEQUEÑAS | Movimiento espiritual de la LEGION DE LAS ALMAS PEQUEÑAS | JESUS DE LA DIVINA MISERICORDIA | NUESTRA SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS | Vox Populi Mariae Mediatrici | SANTA MARIA FAUSTINA KOWALSKA - Apóstol de la Divina Misericordia - | C O N S A G R A C I O N A J E S U S | Páginas preferidas | APROBACION DE LOS ESTATUTOS DE LA LEGION | ALOCUCIONES DE MARGARITA | Reunión Internacional de Chevremont -30-/08/1981 | Reunión Internacional de Chevremont -28-08-1983 | Reunión Internacional de Chevremont - 26-08-1984 | Reunión Internacional de Chevremont - 25 -08-1985 | Reunión Internacional de Chevremont - 31-08-1986 | Reunión Internacional de Chevremont - 30-08-1987 | Reunión Internacional de Chevremont - 28-08-1988 | Reunión Internacional de Chevremont - 27-08-1989 | Reunión Internacional de Chevremont - 26-08-1990 | Reunión Internacional de Chevremont - 25-08-1991 | Reunión Internacional de Chevremont - 25-08-1992 | Reunión Internacional de Chevremont - 29-08-1993 | Reunión Internacional de Chevremont - 28-08-1994 | Reunión Internacional de Chevremont - 27-08-1995 | Reunión Internacional de Chevremont - 25 -08-1996 | Reunión Internacional de Chevremont - 27 -08-1997 | Reunión Internacional de Chevremont -30 -08-1998 | Jornada Internacional de Chevremont -( 29-08-1999) | Jornada Internacional de Chevremont -( 27-08-2000) | Jornada Internacional de Chevremont -( 26-08-2001) | Jornada Internacional de Chevremont -( 31-08-2003)
 
Reunión Internacional de Chevremont - 28-08-1994
 
 
imagen
ALOCUCION DE MARGARITA
JESUS HABLA AL CORAZÓN DE LOS HOMBRES

Mis muy queridas Pequeñas Almas:

Este año también Dios ha permitido que estemos juntos para cantar sus alabanzas y para escuchar su Voz que habla al corazón de sus Pequeñas Almas en este bello día del Encuentro Internacional Anual. Oremos juntos un Ave María por las desdichadas víctimas de un mundo cruel en su decadencia. Recordémonos de la horrible guerra ya prevista hace años, puesto que Jesús decía en el Mensaje: "El Medio Oriente, es una onda que puede devastar la tierra entera si se excluye la sabiduría. Ojalá los dirigentes de cada país puedan comprender esta advertencia" (17/10/73). "Ya está prendido el fuego a la mecha ¿Quien lo apagará? Di a los sacerdotes que, si el mundo no hace penitencia, si rechaza el oír mi voz, mi enojo caerá sobre él como una cuchilla de guillotina. Eso es un aviso...Si mi Mensaje es aceptado y lo ponen en práctica, detendré mi justicia. Si no, se cumplirá..." (05/06/67)

Pensemos en los sufrimientos soportados por los pueblos inocentes; hambrientos, heridos, muertos, los niños pequeños martirizados, comidos por las moscas y la miseria. Pero estos países pobres no tienen. desgraciadamentes, la suerte de poseer riquezas (por ejemplo petróleo) para que los países ricos se apresuren a venir en su socorro. ¡Qué verguenza para nuestra civilización! Recemos todos una AVE MARIA por esta intención.

Queridas Peueñas Almas, quisiera compartir con vosotros los pensamientos del retiro, que me han conmovido al leerlos: "La doctrina de Jesús es una doctrina austera que contradice el orgullo y que contraría las pasiones". Esta doctrina dice, con respecto a la Santa Eucaristía: "Arrodillense ante esta Hostia, sobre la cual un pobre sacerdote ha pronunciado en Mi Nombre algunas palabras; adórenla, pues en esta pequeña Hostia, resido Yo mismo con mi Humanidad y mi Divinidad". Y Jesús continúa: "Postrérnense a los pies del sacerdote, débil mortal como vosotros, quienquiera que él sea. Lo que el haya hecho, no lo juzguéis jamás. Hacedle la confesión de todas vuestra debilidades y por Mi Poder él les perdonará todos vuestros pecados. El cerrará el infierno ante vosotros y les abrirá el Cielo".

Esto que yo les digo aquí, representa la verdadera Ciencia del Divino Amor, mientras que una semiciencia aparta de Jesús y es ella misma arrastrada por el modernismo que reina en este tiempo en que vivimos. La verdadera ciencia encuentra infaliblemente a Cristo Jesús.

Queridas Pequeñas Almas, El es la Bondad Suprema, expresada en su forma sensible por una Sabiduría y un Poder Infinito. Su Misericordia nos extiende los brazos diciendo: "¡No tengáis miedo, quienquiera que seais"
Vosotros estáis, yo se los digo, en la inmensa Ternura del Corazón Inmaculado de vuestra Madre del Cielo. Tened confianza, pues Ella los conduce a su Hijo martirizado por la Cruz y misericordioso para sus verdugos. Pero Jesús nos dice también su tristeza al ver tantos de sus hijos abandonados, como ovejas sin pastores. Estos pastores que no comprenden la Belleza del Sacerdocio vivido en el Santo Amor por las almas. Ellos olvidan la misión que Dios les ha confiado de cuidar a su Pueblo, enfermo por no saber amar al Amor que les ha creado. Qué siglo atormentado el que vivimos; surja cuanto antes la gran maravilla que todos esperamos. ¡Ven Señor Jesús! Tus hijos tienen necesidad de Tí. Escuchemos la voz de Dios que nos dice: "Yo los quiero salvar, pero ¿lo queréis vosotros?"

Pequeñas Almas, tened presente el gran combate que debemos librar para vencer el mal que no cesa de agravarse. Es verdad que el demonio conoce las buenas obras que Jesús suscita a través del mundo. El enemigo comprende que su tiempo está próximo, que está contado. El Espíritu de Amor y Misericordia nos conduce, queridas Pequeñas Almas, hacia la Fuente de donde brota todo Bien para ser purificados, y confortados en la voluntad de servir a Aquel que dice a cada uno de nosotros: "Id y mostrad el camino interior de la purificación a los hombres que buscan el Amor allá donde no pueden encontrarlos en la orgía, el orgullo, la violencia". Decid a todos que sólo el Amor puede salvar al mundo. Existen por todas partes almas heridas, que Jesús espera para curar sus llagas y sanarlas. El ha dado su Vida por todos.

Jesús es el Viviente en nuestros corazones y las Pequeñas Almas compensan, por su amor, los besos de Judas de este mundo cruel y desdichado. El Espíritu Santo está en la obra y nos envía a cada uno de nosotros en misión. Jesús dice también: "Id, hijos míos. Yo les repito con fuerza, sí id a enseñar a vuestros hermanos la Buena Nueva que Yo les traigo... He aquí que Yo vengo... vengo a destruir el pecado y renovar las almas como renovaré la Creación que el hombre se complace en destruir". El Amor es más fuerte que el odio ¿Será la Santa Justicia obligada a golpear para volver a la razón?

Queridas Pequeñas Almas, mirad y escuchad esta Voz misteriosa que resuena en los cuatro rincones del mundo. Ved los brazos de Dios, formando la pantalla protectora entre el bien y el mal, que viene a atenuar. Nosotros sufrimos y mucho, haciendo responsable al Señor del mal que nos abruma.

Lo que es cierto es que Jesús no cesa de sufrir en nosotros, en nuestras pobres almas que se pierden al pecado, en nuestros cuerpos torturados por la enfermedad, en todas las tentaciones a las cuales estamos sometidos. Eso es el escándalo de la Cruz. Jesús está presente en cada uno de nosotros, sufre por nosotros, para nosotros, por nuestras culpas. El será hasta el fin de los tiempos el Hombre de Dolores. El no quiere la guerra, las atrocidades que se cometen contra los pobres pueblos sin defensa, los niños martirizados, pobres inocentes que pagan con sus vidas la maldad de los hombres, pequeñas almas que jamás han hecho mal a nadie (ejemplo: aborto y guerra)
¡Oh! Si los hombres se amaran fraternalmente, la esperanza de ver al fin nacer cielos nuevos y una tierra nueva será realidad. El Cielo está abierto a las generaciones, a aquellos que tienen un corazón para amar y llorar el mal de esta tierra. Jesús no tardará en venir a salvarnos, pues su Corazón de Amor no podrá soportar por mucho tiempo todavía el martirio de los inocentes.

Sociedades materializadas en extremo, habéis olvidado a Dios, habeis olvidado que, a pesar de vuestra vilezas, El no ha cesado jamás de amarlos.

Roguemos, mis pequeños, para obtener del cielo buenos y santos sacerdotes, para renovar las almas en peligro. Que nuestra pobre y pequeña juventud sea preservada de los azotes que se abaten sobre la tierra. Roguemos por el retornpo de los valores morales y espirituales, para que la inocencia de los niños sea reencontrada. ¡Que Dios seque sus lágrimas y las transforme en perlas de esperanza! Hombre egoístas y engañosos ¿qué hacéis con nuestros niños?
Creemos que el Amor, contra todo, será vencedor. Jesús es el gran Perdón y nosotros somos su Herencia, que El no dejará al enemigo. ¡Creamos! ¡Tengamos confianza! Dios viene a salvarnos. Sin embargo, no puedo más que lamentar que no haya bastantes obreros sobre esta tierra para la cosecha.

¿Dónde están esos apóstoles de la última hora, de hacer nacer cada día, en el Santo Sacrificio de la Misa, al Amor del mundo: Jesús Eucaristía? ¿Dónde están los verdaderos discípulos para defenderlo contra sus enemigos, que Lo injurian en su Sacramento de Amor?

En el curso de los siglos, y en adelante, aún en estos momentos dolorosos que vivimos, seres maléfico se apoderan de las Hostias consagradas y las profanan en sus reuniones diabólicas. Y lo que es peor aún, es conocer en nuestro corazón el dolor de Jesús ante la indiferencia de tantos fieles, rebeldes conta la ley de Dios y de la Santa Iglesia. Por sus faltas, la Persona de nuestro Santo Padre el Papa se ha vuelto semejante a Cristo en la Cruz.

Con lágrimas en los ojos, Jesús mira la traición de ciertos misnistros suyos, esos sacerdotes indignos que consagran en la hipocresía, pues muchos han perdido la fe. Y sin embargo, lo quieran o no, seguirán siendo los enviados de Dios. ¡Qué responsabilidad!
Pero el Señor sabe que la consolación para El será el amor de sus Pequeñas Almas. En todos los Tabernáculos del mundo, donde El está prisionero voluntario de su Amor por los hombres, El está vivo y activo, y El no nos dejará huérfanos. Jesús quiere ver sonreír a los niños pequeños a través de sus lágrimas. ¿No es acaso el encanto de un niño esas perlas de amor sobre su rostro? Ellas serán transformadas en oro puro, ofrecido a la Divina Misericordia para un porvenir de ternura y de bondad entre los hombres.
Dejémonos amar por Jesús-Eucaristía, que no mira nuestros méritos, sino más bien la voluntad de Amor de sus Pequeñas Almas Por el Corazón Inmaculado de María, amémonos los unos a los otros como El nos ama.
Y en fin, que los pequeños niños en el seno de su madre estén seguros. Juntos, digamos "NO" al aborto ¡VIVA LA VIDA!


Margarita
imagen

LAP Argentina
Centro Nacional
Casilla de Correo 4455
1000- Correo Central
Buenos Aires- Argentina