Reunión Internacional de Chevremont - 29-08-1993

 
LEGION DE ALMAS PEQUEÑAS DE ARGENTINA | LOS SANTOS PATRONOS DE LA LEGION DE ALMAS PEQUEÑAS | Movimiento espiritual de la LEGION DE LAS ALMAS PEQUEÑAS | JESUS DE LA DIVINA MISERICORDIA | NUESTRA SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS | Vox Populi Mariae Mediatrici | SANTA MARIA FAUSTINA KOWALSKA - Apóstol de la Divina Misericordia - | C O N S A G R A C I O N A J E S U S | Páginas preferidas | APROBACION DE LOS ESTATUTOS DE LA LEGION | ALOCUCIONES DE MARGARITA | Reunión Internacional de Chevremont -30-/08/1981 | Reunión Internacional de Chevremont -28-08-1983 | Reunión Internacional de Chevremont - 26-08-1984 | Reunión Internacional de Chevremont - 25 -08-1985 | Reunión Internacional de Chevremont - 31-08-1986 | Reunión Internacional de Chevremont - 30-08-1987 | Reunión Internacional de Chevremont - 28-08-1988 | Reunión Internacional de Chevremont - 27-08-1989 | Reunión Internacional de Chevremont - 26-08-1990 | Reunión Internacional de Chevremont - 25-08-1991 | Reunión Internacional de Chevremont - 25-08-1992 | Reunión Internacional de Chevremont - 29-08-1993 | Reunión Internacional de Chevremont - 28-08-1994 | Reunión Internacional de Chevremont - 27-08-1995 | Reunión Internacional de Chevremont - 25 -08-1996 | Reunión Internacional de Chevremont - 27 -08-1997 | Reunión Internacional de Chevremont -30 -08-1998 | Jornada Internacional de Chevremont -( 29-08-1999) | Jornada Internacional de Chevremont -( 27-08-2000) | Jornada Internacional de Chevremont -( 26-08-2001) | Jornada Internacional de Chevremont -( 31-08-2003)
 
Reunión Internacional de Chevremont - 29-08-1993
 
 
imagen

ALOCUCION DE MARGARITA
Muy queridas Pequeñs Almas:
De todo corazón quiero darles gracias. Sí, gracias por estar aquí fieles desde hace años al Encuentro Internacional de las Pequeñas Almas en esta colina de Chevremont, desde donde María Reina nos conduce a su Hijo Jesús.

Hoy día, mis fieles Pequeñas Almas, quisiera hablarles especialmente de la Santa Eucaristía, tan a mal traer y que es la herida más dolorosa que sufre actualmente la Iglesia de Dios.Me veo en la obligación de denunciar, con dolor, la forma en que algunas almas reciben el Pan de Vida, así como las profanaciones de que es víctima Jesús, hechas por inconscientes, al momento de la recepción de su Sacramento de Amor.

Llamo con fuerza a todos los fieles cristianos a la necesidad de volver, lo más pronto posible a una fe sólida, basada en el Santo Evangelio, auténtica hacia el gran Magisterio de la Eucaristía que se recibe demasiado a menudo, de manera descuidada y poco respetuosa. A decir verdad, no es fácil detectar todos los males que golpean, en estos tiempos de dolor, la Santa Iglesia de Dios.

Es cierto que los hombres ya no se comprenden a sí mismos, y que el Amor parece ausente de esta tierra. ¡Pero esto no es nada! Todos ustedes que esán aquí, en este lugar bendito de Chevremont para rendir homenaje a Nuestra Señora y a su Hijo Bienamado, saben que la Eucaristía es el Corazón de la Iglesia de Cristo, y está presente en vuestros corazones para ser acogida allí con todo el amor y el respeto del que tiene derecho a esperar de cada uno de nosotros.

Hijos míos, déjenme humildemente ponerlos en guardia contra la división creada por la forma de recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Es tan triste ver a los cristianos que se atacan unos a otros por esta causa. Créanme que es así como le hacemos el juego al enemigo que divide para reinar mejor. Pero todos somos hijos de Dios, y es tiempo que abramos los ojos. También me atrevo, con toda humildad a proponerles que volvamos lo más pronto posible a la sana tradición que espera que seamos como un solo corazón, una sola alma en un mismo amor.

Siento un gran deseo en mi corazón de llamar a todas las Pequeñas Almas del mundo entero a que reciban devotamente a Jesús en la boca, al igual que los más pequeños que reciben la vida de mano de sus madres, pues sino fuera así, no podrían vivir, ya que son demasiados pequeños para alimentarse a sí mismos. Las Pequeñas Almas son de estos pequeños a quien Dios mostró e hizo entender lo que los grandes de este mundo no pueden entender. "...Si no cambian y vuelven a ser como niños, no entrarán en el Reino de los Cielos". Y como signo de reparación a los ultrajes recibidos por Nuestro Salvador es que les pido, sin imponérselos, que reciban con toda franqueza el Pan del Cielo, pues el Buen Dios, en su "Mensaje del Amor Misericordioso", dijo que la comunión en la mano lo ofendía.

Nos es posible constatar que la Iglesia de Polonia sigue fiel a sus tradiciones y que el Santo Padre, durante sus visitas a Polonia, distribuye la Santa Hostia en la boca y no en la mano. Lindo ejemplo para las Pequeñas Almas. El 8 de Junio de 1979, Jesús dijo en el Mensaje: "He amado a los pequeños y más que nunca, me deleito en medio de ellos. Su única riqueza es el Amor que me ofrecen como un incienso que sube hasta el Cielo, hasta mi Corazón". No es difícil ser pequeños de la Mano de Dios y en la obediencia a su Ley y a su iglesia.

La fuerza del Espíritu Santo es la que hace que la Iglesia continúe, desde hace siglos, su Obra de Redención y de Salvación de Almas, enfermas de no amar lo suficiente. Y además les digo que, más que nunca, el Sacramento de la Penitencia es absolutamente necesario para recibir en nuestros corazones, ya limpios de manchas, el Cuerpo y la Preciosa Sangre de Aquél que nos hizo a su Imagen, y que nos pide que seamos lo bastante valientes como para ir contra la corriente de este mundo de violencia, donde estamos sumidos en los dolores de un alumbramiento que no termina.

¡Oh, sí! ¡Ven, Señor, Jesús! ¡Ven a salvarnos! Tus Pequeñas Almas te lo imploran.

Hijos míos, otra herida muy penosa es el problema del aborto, herida horrorosa de una humanidad muy alejada de Dios, que causa crueles llagas a los Corazones de Jesús y de María. ¡Jesús es la vida! No se mata la vida sin matar el Amor. Y nosotros los cristianos, ¿cómo podemos habituarnos a estos crímenes: matar a los pequeños indefensos? ¿Cómo podemos habituarnos a esto, hasta el punto de no escuchar ya la voz del Santo Padre que se eleva con fuerza contra lo abominable del aborto y la eutanasia?

¿Queridas Pequeñas Almas, sabían ustedes que Polonia, esete pueblo por tanto tiempo aplastado por el comunismo, pero que conservó en su corazón la fe de sus padres, ha reaccionado contra el aborto? Al lado de la Basílica del Convento de los Franciscanos de Kotowice, fue dedicada una pequeña tumba a los niñitos que no llegan a nacer. Una forma ostensible, para la Iglesia de Polonia de condenar el aborto. ¿Qué pensar de esta reacción? Primero, que este gesto de Polonia es una muy buena lección para nuestro Occidente.
Yo sé que las obras tales como Pro Vita, Por la Vida, etc. Hacen un tremendo esfuerzo. Con ellas, nosotos, Pequeñas Almas, tratemos de llegar a la masa de nuestros conciudadanos orando, primero que nada, por estas pobres y desgaciadas madres que no entienden que la vida de un niño es Sagrada. Ayudémoslas, primero que nada, amándolas, ayudando a las obras que luchan para que cesen estas matanzas monstruosas, y esto de acuerdo a nuestras posibilidades. Todos somos responsables ante Dios, ¡no lo olvidemos nunca!
Bendita sea Polonia que nos muestra el camino, a cada país su participación en la lucha. La elección está en nuestro corazón de hijos de Dios. Pequeñas Almas debemos aceptar la evidencia, Dios no es amado, Dios ya no es amado. La sociedad de consumo reemplaza al amor por el provecho.

Volvamos rápido a la sana tadición de los Apóstoles. Que el objeto de nuestras preocupacioens sean los niños, que son contaminados desde su más tierna edad, para que reciban una educación basada en las Verdades del Evangelio. El corazón del hombre está hecho para amar, no se puede ser feliz sin amor. ¿Pero qué amor? No el que da el mundo aactual sino el único verdadero que lleva al Bien Supremo. Dios esá presente en cada uno de nosotros no lo busquen más allá, denle todo el espacio en ustedes. Lo maravilloso no está en signos dudosos, sino que, por el contrario, en esta realidad de Presencia en nuestros corazones.

Es absolutamente necesario que demos nuevos valores a la juventud, enseñándoles que Dios los ama y los llama a la generosidad que, en el fondo, es propia de la juventud no contaminada. Hay que amarlos tanto como para que se sientan tocados en lo más profundo del corazón por el Amor. ¡No a la droga, no al vicio, no a la violencia! ¿Es acaso una utopía tratar de hacer, de estos niños, Apóstoles del Amor Misericordioso? ¡Qué lindo sentido le daría a sus vidas!
La Misericordia llama a las almas. Los valores espirituales parecen muertos. ¡Falso! ¡Simplemente están dormidos! Pequeñas Almas es nuestro deber despertarlos a fuerza de amor, tomado del corazón de nuestro Dios. Abrámosle los ojos a nuestros Pastores sobre sus responsabilidades. Despertémosle la conciencia de la obligacióna que su sacerdocio les impone: dar valores al Pueblo de Dios "Sacerdote para el mundo,no hombre del mundo". La Iglesia recibió la Palabra de Vida Eterna y a pesar del esfuerzo de sus enemigos, no perecerá.

Hago un llamado a todas las Pequeñas Almas que queremos serlo de verdad, a sostener nuestra querida Iglesia tan a maltraer en nuestros días, en perfecta obediencia al Santo Padre y a los Obispos.

Cristianos, amigos míos, tenemos que despertar y volvernos ejemplo para todos en el Amor que nos une. Con María, Reina madre de las Pequeñas Almas, somos fuertes. Roguemos a María, en su virginidad tan discutida por algunos, y en su Inmaculada Concepción, para que nos ayude a convertir nuestro pobre mundo corrupto y a hacer de esta tierra, por la Gracia de Dios una tierra nueva y Cielos nuevos donde Reine el Amor.




Griten conmigo ¡VEN SEÑOR JESUS, VEN!
EL MUNDO PERECE POR FALTA DE AMOR


MARGARITA
imagen


LAP Argentina
Centro Nacional
Casilla de Correo 5544
1000 - Correo Central
Buenos Aires - Argentina