Reunión Internacional de Chevremont -28-08-1983

 
LEGION DE ALMAS PEQUEÑAS DE ARGENTINA | LOS SANTOS PATRONOS DE LA LEGION DE ALMAS PEQUEÑAS | Movimiento espiritual de la LEGION DE LAS ALMAS PEQUEÑAS | JESUS DE LA DIVINA MISERICORDIA | NUESTRA SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS | Vox Populi Mariae Mediatrici | SANTA MARIA FAUSTINA KOWALSKA - Apóstol de la Divina Misericordia - | C O N S A G R A C I O N A J E S U S | Páginas preferidas | APROBACION DE LOS ESTATUTOS DE LA LEGION | ALOCUCIONES DE MARGARITA | Reunión Internacional de Chevremont -30-/08/1981 | Reunión Internacional de Chevremont -28-08-1983 | Reunión Internacional de Chevremont - 26-08-1984 | Reunión Internacional de Chevremont - 25 -08-1985 | Reunión Internacional de Chevremont - 31-08-1986 | Reunión Internacional de Chevremont - 30-08-1987 | Reunión Internacional de Chevremont - 28-08-1988 | Reunión Internacional de Chevremont - 27-08-1989 | Reunión Internacional de Chevremont - 26-08-1990 | Reunión Internacional de Chevremont - 25-08-1991 | Reunión Internacional de Chevremont - 25-08-1992 | Reunión Internacional de Chevremont - 29-08-1993 | Reunión Internacional de Chevremont - 28-08-1994 | Reunión Internacional de Chevremont - 27-08-1995 | Reunión Internacional de Chevremont - 25 -08-1996 | Reunión Internacional de Chevremont - 27 -08-1997 | Reunión Internacional de Chevremont -30 -08-1998 | Jornada Internacional de Chevremont -( 29-08-1999) | Jornada Internacional de Chevremont -( 27-08-2000) | Jornada Internacional de Chevremont -( 26-08-2001) | Jornada Internacional de Chevremont -( 31-08-2003)
 
Reunión Internacional de Chevremont -28-08-1983
 
 
imagen


ALOCUCION DE LA MENSAJERA

Monseñor, mis queridas Pequeñas Almas:

Es siempre con la misma dulce emoción que los vuelvo a encontrar, tan fieles como siempre, a la cita anual del Gran Encuentro Internacional de Chevremont.
Hermanos y hermanas de una misma familia, hijos de un mismo Padre y de una misma Madre. ¡aquí están, ofreciendo y rogando con una misma intención, felices de estar juntas. Aquí no hay fronteras, pero sí seres que se quieren y se reconocen en el Amor que los acoge.
Hijos míos, podemos decirnos que aportamos a Jesús y a María, más amor, más fervor, más deseos de hacer siempre la Santa Voluntad de El que anima nuestra alma.
Ante todo, yo quiero poner el acento sobre el inmenso respeto que toda Pequeña Alma debe al Santo Sacramento donde Jesús se empeña en quedar "Prisionero Voluntario" de su Amor por nosotros. Si yo insisto sobre ese punto, es poque es la base de todo amor verdadero: ese amor que da, que enseña por la Presencia Real del Cuerpo y de la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. Son muchos los cristianos que no están siempre conscientes de esta emocionante Realidad.
Llamo también vuestra atención, eso para mí es primordial, sobre el RESPETO debido al recibir el Divino Sacramento...A menudo, hay una especie de indiferencia y rutina, en muchos que deben dar ejemplo al mundo de ¡Quién es Jesús.
Demasiado frecuentemente he observado y sentido amargamente al punto de llorar, la manera como Jesús es recibido, a veces no mostrando ninguna clase de respeto. Yo no critico, sólo observo cuanto sufre Jesús por esas irreverencias en su Cuerpo Místico. Por respeto humano, hay hombres que temen inclinarse delante de la pequeña "Santa Hostia", que nuestra fe nos obliga a reconocer en esta Hostia a Cristo, con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. Jesús, "el Todo del Universo entero."

Un año ha pasado ya, desde nuestro último encuentro.¿Somos mejores? Sí, así es. Entonces, ¡Bendito sea Dios.
Dije: "Demasiado respeto humano". ¿Arrodillarse? ¿Inclinarse? ¿Será demasiado? Se teme la sonrisa, la ironía, la burla de los espíritus que se dicen fuertes. Lo que yo les digo, en este momento, considérenlo como parte de mi misión.Recuerden el libro de nuestro Bienamado Papa Juan Pablo II, "NO TENGAN MIEDO".
Pequeñas Almas, por favor, sean ejemplos: "No tengan miedo". Lo que Dios piensa eso es lo importante. Ustedes son numerosas Pequeñas Almas, diseminadas por el mundo, es imposible contarlas, quizás por eso , Jesús dijo: "Las Pequeñas Almas pueden salvar el mundo".
El Santo Padre, ruega y sufre y pide. No permanezcamos sordos a esta voz que representa la Voluntad del Señor. Si desaparece la violencia, el amor ocupará todo el lugar. El Santo Padre ora. ¡Sí Nosotros también, pero en una forma, a menudo superficial. El Santo Padre pide a los sacerdotes y a los fieles no traicionar la Buena Nueva de Jesucristo, bajo pena de destruir la Esperanza tan necesaria para nuestro mundo en crisis y tan aporreado.
A fuerza de querer innovar, hacen peligrar los mismos fundamentos de la Fe; esta Fe recibida en el Bautismo y de la cual nosotros vivimos desde hace 2000 años.
El maligno es hábil, astuto, él quiere el éxito de "cazarnos". Nosotros, los pequeños, los humildes, no aceptamos esta "teología" que no se basa en la fe de siempre: Dios no cambia, es El que Es. "Yo Soy el que Soy". El hombre se glorifica demasiado fácilmente de su sola razón y utiliza bien mal su poder que lo traduce en "violencia."
Dios nos hizo, nos creó a Su Imagen, es pues en nombre de Su Amor que yo les hablo hoy, abriendoos mi corazón para que el Corazón de Dios os hable a vosotros, hijos míos, reunidos en su Santo Nombre.
Queridas Pequeñas Almas, todas hemos recibido talentos, todas tenemos una misión que cumplir.Cuando Jesús nos pedirá: ¿Qué has hecho de los que Yo te di por mi liberalidad?, será necesario que nosotras podamos rendirle "doble", cada una según su "capacidad de amor". Oh, cierto, es más fácil enterrar el "talento" en tierra y vivir una vida aparentemente seductora. ¿Qué hacer pues en esos cuantos años? ¿Y... después?
Jesús dice: "Venid a Mí, los que Me amais, otros Me amarán. Venid a Mí Uds. que desean el bien, yo me haré conocer en Uds. a través de Uds. Venid a Mí, Uds. que sufren, Yo los consolaré. Venid a Mí, Uds. que buscan la Luz, Yo soy la Luz del mundo. Venid a Mí, los desesperados, los desalentados, os enseñaré a esperar, a tener coraje, a salvar las almas por la ofrenda de vuestro sufrimiento. Venid a Mí, pobres pequeños y grandes pecadores, pues Yo os amo".

Ved mis brazos y los de Mi Santa Madre tendidos hacia Uds. para acogerlos, renovarlos y concederles el perdón de vuestras faltas. Tened confianza en Mí, Yo soy el Amor y la Misericordia. No tengáis miedo. Acercaos a Mí, Yo os daré la Paz y la Alegría.

Antes de dejaros, yo quiero aquí, movilizar a todas las conciencias, hacer un llamado a todas las almas de buena voluntad. Es necesario que, en el mundo entero, se levante un grito de amor, de angustia, también de protesta. Grito que escapa de nuestros corazones heridos, frente al asesinato de pequeños seres indefensos.
Queridas Pequeñas Almas, ¿Habéis asistido, alguna vez, a uno de esos lugares llamados "Abortaderos" donde se cometen tantos horrores? Esos pequeños cuerpos son martirizados, despedazados. Pensemos en esas almas de guagua que, como todos nosotros, tenían derecho a la vida.
¡Roguemos ¡Oh, si roguemos. Gritemos al cielo nuestro disgusto. Sí nuestro disgusto contra la injusticia de esos hombres que, en tierra, parecen haber olvidado que un día su madre ha espiado con ternura los latidos de su pequeño corazón de guagua, llamado a ser Hijo de Dios.

Dios no ha querido semejante Justicia en que se permite o tolera que se mate, cuando esta Justicia debe existir principalmente para proteger y defender la vida. En este Año Santo en que el Papa llama a la conversión, intensifiquemos nuestra oración para que Dios, por la mediación de nuestra Madre del Cielo, proteja a Bélgica de semejante azote. Roguemos también por todos los países, donde este drama se vive cada día.

¡DIOS MIO, TEN PIEDAD DE NOSOTROS, POBRES PECADORES.

Antes de terminar, querría decirles algunas palabras acerca de una pequeña delicadeza de Jesús: "En estos últimos días, he recibido una tarjeta; pequeña imagen maravillosa. La imagen representa una Cruz. Sobre esa Cruz, había una margarita blanca; ¡Era sorprendente. Me hizo pensar que todas, aquí, somos pequeñas margaritas y, por lo tanto, nos concierne a todas.
En la segunda imagen, había una pequeña alma arrodillada delante del Tabernáculo abierto... Fíjense bien, ella deshojaba una margarita. ¿Cuál era ese símbolo? Un haz luminoso venía del Tabernáculo, envolviéndola enteramente. A su lado, un Angel sostenía un ramo de margaritas que él apretaba sobre su corazón; él esperaba que la pequeña alma terminara de deshojar la margarita para darle otra.. En ese momento, comprendí la delicadeza del Buen Dios que quiere que todas, lleguemos a ser la "Guardia de Honor" de los Tabernáculos del mundo entero...¡La Guardia de Honor.
La oración que acompañaba esta immagen era válida para una hora de Adoracón.
El primer cuarto de hora: una palabra, la primera caída bajo mis ojos, me hizo tiritar; cuando la pequeña alma deshojaba la margarita y el primer pétalo caía delante del Tabernáculo, esa palabra era: "Yo te amo". En mi corazón esa palabra se unía extrañamente al Amor Misericordioso de Jesús, en su bondad, quería hacerme comprender.

Queridas Pequeñas Almas, ¿lo comprenderán conmigo?

Sí, nosotras debemos juntarnos alrededor de la Eucaristía. Merezcamos ser la "Guardia de Honor" de Jesús, realmente presente en el Santo Sacramento.



MARGARITA


imagen



LEGION DE LAS ALMAS PEQUEÑAS

CENTRO NACIONAL DE ARGENTINA

CASILLA DE CORREO 5544

1000 - CORREO CENTRAL

BUENOS AIRES - ARGENTINA