Reunión Internacional de Chevremont -30-/08/1981

 
LEGION DE ALMAS PEQUEÑAS DE ARGENTINA | LOS SANTOS PATRONOS DE LA LEGION DE ALMAS PEQUEÑAS | Movimiento espiritual de la LEGION DE LAS ALMAS PEQUEÑAS | JESUS DE LA DIVINA MISERICORDIA | NUESTRA SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS | Vox Populi Mariae Mediatrici | SANTA MARIA FAUSTINA KOWALSKA - Apóstol de la Divina Misericordia - | C O N S A G R A C I O N A J E S U S | Páginas preferidas | APROBACION DE LOS ESTATUTOS DE LA LEGION | ALOCUCIONES DE MARGARITA | Reunión Internacional de Chevremont -30-/08/1981 | Reunión Internacional de Chevremont -28-08-1983 | Reunión Internacional de Chevremont - 26-08-1984 | Reunión Internacional de Chevremont - 25 -08-1985 | Reunión Internacional de Chevremont - 31-08-1986 | Reunión Internacional de Chevremont - 30-08-1987 | Reunión Internacional de Chevremont - 28-08-1988 | Reunión Internacional de Chevremont - 27-08-1989 | Reunión Internacional de Chevremont - 26-08-1990 | Reunión Internacional de Chevremont - 25-08-1991 | Reunión Internacional de Chevremont - 25-08-1992 | Reunión Internacional de Chevremont - 29-08-1993 | Reunión Internacional de Chevremont - 28-08-1994 | Reunión Internacional de Chevremont - 27-08-1995 | Reunión Internacional de Chevremont - 25 -08-1996 | Reunión Internacional de Chevremont - 27 -08-1997 | Reunión Internacional de Chevremont -30 -08-1998 | Jornada Internacional de Chevremont -( 29-08-1999) | Jornada Internacional de Chevremont -( 27-08-2000) | Jornada Internacional de Chevremont -( 26-08-2001) | Jornada Internacional de Chevremont -( 31-08-2003)
 
Reunión Internacional de Chevremont -30-/08/1981
 
 
imagen
ALOCUCION DE LA MENSAJERA

Monseñor, queridas Pequeñas Almas:

En su mensaje al mundo, de Pascua de Resurrección, el Santo Padre Juan Pablo II, destacó el sitio que Jesucristo debe ocupar en nuestra actividad diaria: "Todos vosotros, los que proclamáis la muerte de Dios, que intentáais expulsar a Dios de nuestro mundo humano ¡deteneos!... La muerte de Dios lleva consigo la muerte del hombre. No rechaséis a Cristo, vosotros los que intentáis edificar el mundo: los que estáis construyendo un mundo de orden o de terror"...

"En muchas almas deseosas de perfección, hay todavía demasiado espíritu de propiedad...Este espíritu de propiedad impide a los hombres comprenderse y quererse, y provoca las guerras y todas las catastrofes".
Refiriéndose a estas palabras de Juan Pablo II y a las del Mensaje del Amor Misericordioso a las Pequeñas Almas y enfrentándome al desconcierto del mundo, no puedo dejar de llamar vuestra atención sobre un punto que nos desconcierta particularmente y, ante el cual ninguna pequeña alma puede permanecer indiferente; cuándo los hombres experimentarán el miedo acerca de los peligros que se ciernen sobre el horizonte, si reflexionan, muchos gritarán a Jesús su angustia, pues la lepra del pecado carcome el mundo. Entonces comprenderán que las aguas de la penitencia no son suficientes para purificar el mundo del pecado y de la podredumbre de nuestro siglo. Hace falta, además, un arma que no sea la ira de Dios. Sí, ¡demanera urgente hace falta otra arma! Tenemos que ofrecer a Jesús el amor de todas las Pequeñas Almas. Particularmente hoy, pero también siempre, es necesario que Nuestro Señor vea que sobre esta tierra hay todavía corazones puros y fieles que le ayuden a salvar el mundo. Las pequeñas almas debemos conservar una visión crisitana del mundo; no podemos minimizar las ruinas, el gran desconsuelo.

¡CUANTAS VECES SE HA QUEJADO EL SEÑOR DEL DOLOR DEL DIVINO CORAZON!

Que se encuentra ulcerado, frente al dilema que el mundo le impone: en una mano la espada; mientras que con la otra protege a las víctimas de la iniquidad. De una manera urgente, Jesús se ve obligado a avisar al mundo que El castigará sin piedad para preservar así a los inocentes que sufren y que soportan con El el peso de la crueldad de los hombres que se someten al tentador.
Es bien necesario citar aquí, las calamidades que cargan sobre el mundo. Sin embargo, yo nombraré la negación de lo sagrado en demasiados lugares, el orgullo del hombre en toda las clases de la sociedad, su deseo de posesión. Será necesario que un día nos despojemos de todo, será afrontar la MIRADA DE CRISTO-JESUS.
He aquí el dilema o el poder durante algunos años, aqui abajo, luego la nada para siempre, cuando el hombre hubiera podido optar por una Eternidad dichosa y definitiva.
¿Qué es lo que queremos pues ¿qué queremos?
Por su silencio, su falta de una sana reacción, los cristianos "pactan" con el mal contagioso y tienen responsabilidades en la "negación" de Dios; su oportunismo deja demasiado campo libre a las monstruosidades que todos sufrimos. ¿Por qué acostumbrarse tan fácilmente al mal? ¿Porqué somos tan lentos para aceptar el Bien que Jesús, El mismo ha venido a enseñarnos?
Pequeñas Almas, ¿pensamos nosotros lo suficiente en que todos y cada uno tendremos que responder delante del Maestro, sin que entonces podamos apelar a su Misericordia? Resistimos pues válidamente y desterremos toda cobardía.
Nosotras pequeñas almas, que estamos metidas en la escuela de la pequeñez, pongámonos en guardia contra esos espíritus mezquinos que no quieren comprender más que a ellos mismos, pues están limitados por su estrechez de espíritu; ellos son incapaces de humillarse, de golpearse el pecho, reconociendo su debilidad. Esos paralizan, si se puede decir, LA MISERICORDIA DIVINA por su falta de dulzura, de caridad con ellos mismos, pero sobretodo con el prójimo.
Sacudámonos, pequeñas almas, pues solo Dios será nuestro Juez. El, cuyo Corazón está herido y desolado de ver como viven y se pierden tantos de sus hijos. Antaño, se decía: "después de Dios, yo soy el único amo de a bordo"; hoy, en que se proclama la "Muerte de Dios", se dice: "Yo soy el único amo a bordo".
Enardecidos por su suficiencia, el hombre ya
no retrocede ante ningún medio, lo repito, la calumnia se admite y nadie siente ya horror de ella. Limitándose sólo en su horizonte, el hombre se contenta con su pobre horizonte, rechazando todo control.
El se distancia de la UNICA VERDAD y, sin embargo, lo quiera o no: JESUS SOLO ES... EL QUE LIBERA ¡SOLO JESUS ES SALVADOR!

Pero Satán se mofa: Yo soy el destructor, la pornografía es mi arma elegida, el aborto me gusta. Yo me complazco en inspirar las falsas malas razones. Yo tergiverso su interpretación del bien y del mal...Yo soy el genio de las peores nieblas para conducirlos, sin resistencia, ahí donde yo quiero. Es así que les llevo a ser autores de la Masacre de los Inocentes...

Nadie se atreve a pronunciar la palabra, pero él se preocupa bien del material de aborto, de hacer legalizar lo que es, en otras partes, condenable;lo que es asesinato de seres, de pequeñitos seres SIN DEFENSA. Y mi madre quizá olvidaría a su hijo, Yo, dijo Dios, ¡Yo no os olvidaré jamás
Desdichadas mujeres, que osan semejante ceguera voluntaria para satisfacción de un momento Los animales tienen el institnto de su maternidad y respetan la regla...

Es en la oración, ante Dios, que yo he tenido el coraje de lanzaros este alerta, con el fin de que nunca más nadie se duerma y que cada uno ponga obstáculos a toda ley que sea un atentado contra la VIDA de los seres indefensos.

Mis Pequeñas Almas, tengamos el coraje de lo que somos: seamos levadura poderosa para levantar la masa humana. Lloremos por la miseria del mundo...Repongamos a Dios en su lugar en nuestro pobre mundo. Denunciemos toda forma de violencia. Rechacemos todo espíritu de propiedad que cierra los corazones y rehusa la partición.
¿Hay modelo mejor que la Sagrada Familia? ¿No debería ella dar confianza a los hogares? JESUS, MARIA Y JOSE, Pequeñas Almas ejemplares, tienen mucho que decirnos. Eso sería de puro provecho para nuestro mundo en crisis.

Queridas Pequeñas Almas, si es verdad que ciertos silencios son culpables, a priori nosotros debemos afirmar que la Iglesia está para vida.¿No habrá, por nuestra parte, un mal conocimiento, una ignorancia de la cual debemos tomar conciencia?

También, os invito, con una viva insistencia, a escuhcar al Santo Padre, cuyos escritos nos esnseñan con claridad la manera cómo los hijos de la Iglesia DEBEN PROCEDER.
La Iglesia sabe que hoy la técnica sacude los espíritus y nuestras condiciones de vida; que sobretodo la televisión, permite al hombre ejercer un dominio sobre toda la neturaleza, que sus progresos van hasta transformar la cara de la tierra. Pero ¡Ay todas las tentativas de la Televisión son impotentes para calmar la ansiedad del hombre.
El rol de los creyentes, nuestro rol, el de todos nosotros, es de velar, rogar y obrar para que EL SENTIDO RELIGIOSO Y LA RECTITUD MORAL, marchen a la par con los incesantes progresos. He ahí lo que nos dice la IGLESIA. Facilmente nosotros nos quejamos de la degradación de las costumbres, de la indiferencia y minimización del pecado del cual todos nosotros sufrimos; yo cito la publicidad que osa permitirse, justificando sus audacias con el nombre del PROVECHO, los programas donde la violencia y la decadencia del sentido moral, es manifiesta, Pequeñas Almas, nuestra pasividad no es tolerable.
Si nuestro sentido de la dignidad del hombre y del cristiano exige nuestra intervención, ante todo, es necesario, que dentro de los grupos de oración, nosotros nos unamos a las "intenciones" de la Ilgesia: nuesta fidelidad a la Iglesia es un DEBER.
Obliguémonos pues a crear una OPINION PUBLICA, a ser levadura, fermento que remueve, que conmueve y renueva...Es preciso creeer en el poder de la oración, terminar con nuestras quejas y nuestras constataciones. Si nosotros queremos que el mundo reencuentre y refuerce su sentido de Dios, es necesario que creamos en el valor y la eficacia de nuestra ORACION... Es nuestra fe cristiana que nos lo pide, es nuestra FIDELIDAD a la Iglesia que lo reclama:"cristiano recuerda tu dignidad".
Que vuestros Boletines de Pequeñas Almas, de las regiones, provincias, de todas partes donde exista la Legión, prolonguen en el tiempo y el espacio esto que hoy proclamamos con vigor.
A esta decadencia de la sociedad, es necesario aportar el remedio. QUe la voz y la acción de las Pequeñas Almas, ofrezcan lo mejor de lo que ellas viven, a saber: su fe viva para poner a Dios en su lugar en el universo sobre el cual el hombre ha recibido poder para que él exprese más y mejor, la imagen y semejanza de Dios que, por ser "Nuestro Padre" desea absolutamente que sus hijos se le parezcan. Es la ley de la VERDADERA felicidad para todos. ¡Es necesario vivrlo, Ojalá mi voz no clame en el desierto.
Como palabra final, pequeñas almas, os digo: "Seamos los pequeños mendigantes del Amor Puro, del Amor Verdadero que hace tanta falta en nuestro mundo, en nuestras familias. ¡Es la sociedad toda entera que se debilita, se destruye.
Seamos los "pequeños pobres de Dios", que nadie tiene derecho de poner en duda. ¡Nada ofende tamto Mi corazón como ver dudar de mi Amor Dios se ha encargado de nosotros desde siempre...Es el Buen Pastor que sigue guiándonos y, más que nunca, El debe seguir siendo nuestro único camino.
El mundo tiene menos necesidad de "máquinas sabias" que de corazones que canten y vivan el único amor, el Amor de Dios, al unísono con el Corazón de Jesucristo, que es la "hoguera de la caridad" y que ¡tanto amó a los hombres.
¡Siempre es hora de convertirnos a este Amor. Miremos más allá de nuestros pequeños problemas, gritemos nuestra indignación y no olvidemos jamás que SOLO EL AMOR debe hacernos hablar.
Y porque el Señor me lo mandó, os suplico "en nombre de todos esos pequeños seres SIN DEFENSA, es necesario que hagamos frente contra los asesinatos abortivos", que
nosotros aprendamos de nuevo a darle pleno sentido a la maravillosa palabra MAMA.
Gritemos nuestra repulsión, nuestro disgusto frente a esos homicidios. Impidamos esta carnicería con un NO energico a las leyes inicuas a favor de la liberación del aborto.
El mismo Cristo ha dicho: "Yo SOY LA VIDA". Hay un Mandamiento de Dios que impide atentar contra la vida: ¡NO MATARAS. En el Evangelio dice: ¡"Desgraciado aquél que provoca el escándalo. Más le valiera no haber nacido.
¿Habéis comprendido, queridas Pequeñas Almas?... SIEMPRE NO AL ABORTO esta es la consigna... Os la he dado a vosotras, pequeñas almas de PARTE DE JESUS.
Para concluir, queridas Pequeñas Almas, todas sabemos que no somos siempre modelos de heroísmo, que el sufrimiento nos asusta. Sin embargo Jesús desea... más abandono a su Santa Voluntad. Una fe más fortalecida,una humildad más profunda, una pequeñez acrecentada por el conocimiento de nuestra nada sin El, la esperanza de que El estará siempre a nuestro lado, para socorrernos, en las pruebas, mayor caridad hacia todos nuestros hermanos de la tierra.
Puesto que Jesús nos ama tal como somos, amemos a nuestro Prójimo "tal cual es", Asi nos uniremos mejor a nuestro Divino Maestro en Amor


MARGARITA

imagen
LAP - Argentina
Casilla de Correo 5544
1000- Correo Central
Buenos Aires- Argentina